El 12 de abril de 1981 el Mesón Galego “Antoxo” abrió sus puertas en una de las antiguas casas de Torremolinos y hacía realidad el “antojo” de Juan Mariño de llevar un trocito de Galicia a la Costa del Sol... Un año después se amplió con la adquisición del local adyacente y con estas dimensiones se continuó durante muchos años. Aunque el afán de cambio de Juan Mariño no cesó en ningún momento y realizó numerosas reformas. Siempre manteniendo la fachada original como seña de identidad.

     Tiempo después, el local contiguo, donde se elaboraban las Típicas Tortas de Torremolinos, se unió para ampliar los salones del Mesón “Antoxo”.

     Juan Mariño es el propietario del restaurante y desde que llegó de su Vilanova natal a la Costa del Sol, no paró hasta saciar su “antojo” de tomar un pulpo y un poco de ribeiro…

     Desde entonces, hace más de 28 años, Torremolinos cuenta con un restaurante para difrutar de los manjares del mar, el marisco recien traido de las rías gallegas y el buen vino.